Como hacer masajes en los pies

como hacer masajes en los pies

Para realizar el automasaje 1 primero conoce con ésta imagen las zonas en la que nos vamos a enfocar:. Con una mano debemos fijar la parte central del pie, mientras la otra toma los dedos firmemente. Bajamos un poco, a la zona de los metatarsianos. Allí nos enfocaremos primero en los espacios entre los huesos, haciendo presiones circulares con los pulgares. Los pies son una de esas partes del cuerpo humano que, con tan solo tocarla, puede producir un gran placer sexual. Así, realizar un masaje erótico de pies puede resultar muy placentero para aquel que lo recibe. Y qué mejor que un buen masaje erótico en esa zona. Los juegos eróticos son ideales para poner en marcha la creatividad y la imaginación. En la espalda, los pies, la cabeza… relax total en tan solo unos minutos. Sigue leyendo y descubre masajfs pasos para hacerlo correctamente. Los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo, ya que sobre ellos recae nuestro peso corporal y el cansancio de nuestras rutinas diarias. Pasos para dar un masaje en los pies:

Reflexología: Cómo hacer un buen masaje en los pies femeninos

tiempo en casas de fernando alonso

En este artículo: Masajear la parte superior, el talón, la planta y los dedos del pie Masajear a profundidad el tobillo, la planta del pie y los puntos de presión Crear un ambiente relajante 15 Referencias. El masaje en los pies es una forma excelente de engreír a una persona especial y de ayudarle a relajarse tras un largo día. Nuestro equipo de editores e investigadores capacitados han sido autores de este artículo y lo han validado por su precisión y amplitud.

Masajes y tratamientos de spa. Cómo dar un masaje en los pies Coautor a: Personal de wikiHow 15 Referencias. Frota la parte superior del pie con los pulgares. Empieza en la punta de los dedos y avanza poco a poco hasta el tobillo. Luego regresa hacia arriba del pie, empezando desde el tobillo. Aplica una firme presión con los pulgares, ahuecando el pie en tus manos. Mantén el pie cerca de la zona de tu pecho, con tu cuerpo inclinado hacia la persona.

Masaje el arco del pie. Usa los pulgares para aplicar una ligera presión en el arco del pie, justo por debajo del metatarso del pie.

Mueve un pulgar en dirección de las agujas del reloj y el otro en dirección contraria en pequeños círculos. Hazlo mínimo por 30 segundos.

Hazlo al menos 3 a 5 veces, moviéndote de arriba a abajo hacia la parte inferior del pie. Los toques suaves y ligeros pueden causarles cosquillas a la mayoría de las personas y distraerlas del masaje. Si la persona que recibe el masaje presenta zonas adoloridas en el pie, no ejerzas mucha presión en él porque puedes irritarlas. Frota el talón. Frota el talón con movimientos circulares, usando los pulgares. La piel de esta zona suele ser seca o dura, así que puedes aplicar aceite o loción para masajes en tus manos para disminuir cualquier fricción.

Aprieta y tira de cada dedo del pie. Sostén el pie con una mano, justo por debajo del arco. Con la otra mano, coloca el pulgar en la parte superior del dedo gordo del pie. Gira un poco el dedo del pie hacia un lado y tira de él de arriba a abajo. Vuelve a la parte superior del dedo y apriétalo con tu pulgar y dedo índice.

Hazlo con cada dedo del pie para soltarlos y relajarlos. En vez de eso, gira, tira y aprieta ligeramente de cada dedo del pie, aplicando una presión uniforme. Deslízate de arriba a abajo en cada dedo del pie con tus dedos. Coloca el dedo índice de tu otra mano entre los dedos del pie de la persona. Desliza tu dedo hacia la base de los dedos del pie y luego regresa hacia la punta de los dedos. Hazlo 2 o 3 veces entre cada dedo. Céntrate en un pie a la vez.

Repite los mismos movimientos con cada pie, de modo que los dos se relajen por igual. Haz un masaje profundo en el tobillo. Localiza la zona hueca por debajo del tobillo. Aprieta suavemente dicha zona con el pulgar o el dedo índice por unos segundos. Luego puedes hacer movimientos circulares con los pulgares alrededor del tobillo.

Aplica una presión uniforme en esta zona para ayudar a relajarla. Luego, gira con lentitud el pie en dirección de las agujas del reloj unas 3 veces y otras 3 veces en dirección contraria. Usa tu puño en la planta del pie. Haz un puño con la otra mano y presiónalo suavemente en la planta del pie.

Mueve el puño contra la planta del pie usando movimientos circulares, como si estuvieras amasando. Luego, deslízalo de arriba a abajo en la planta del pie. Aplica presión en ciertas zonas del pie. Puedes quitar la tensión de zonas específicas del cuerpo de la persona si masajeas ciertas zonas del pie. Aplica una presión uniforme en dichas zonas usando el pulgar y el dedo índice para aliviar un problema específico que la persona podría experimentar, como cuando haces un masaje de reflexología.

Puedes aplicar presión en las siguientes zonas: El centro de la planta del pie para tratar dolores de cabeza o insomnio. El lado rosado de los dedos del pie derecho o del izquierdo para tratar problemas de espalda.

Usa la parte posterior de la mano para golpetear ligeramente dichas zonas con el fin de estimularlas. También puedes frotarlas con los pulgares. No apliques mucha presión en esas zonas, debido a que pueden ser sensibles.

Empieza con suavidad y lentitud. Remoja los pies de la persona en agua caliente y rodajas de frutas. Pídele que se siente en una silla cómoda. Luego, echa 16 a 20 litros 4 a 5 galones de agua caliente en un balde o tina. Corta una lima, un limón o una naranja en rodajas y colócalas en el agua. Pídele a la persona que deslice con suavidad sus pies en el agua para dejarlos remojarse por 5 minutos.

Seca los pies con una toalla limpia. Una vez que la persona haya disfrutado de un baño de pies de 5 minutos, siéntate delante de ella sobre un banco o una almohada.

Coloca una toalla limpia sobre una almohada y ponla en tu regazo. Levanta cada pie del agua y sécalos dando toquecitos con una toalla limpia. Ponte un poco de aceite o loción para masajes en las manos. Frótalas entre sí para calentar el producto. Mantén un ambiente tranquilo y sin ruidos para el masaje. Crea un ambiente que sea relajante para la persona y la prepare mentalmente para el masaje. Enciende velas de ricos aromas.

Hazle preguntas a la persona durante el masaje. Responde a sus necesidades y deseos. Escucha sus respuestas y céntrate en las zonas que ella sienta agradable. Practica masajear sus pies de forma regular. Elige un momento en que ella necesite desestresarse, por ejemplo, al regresar del trabajo o después de cenar.

Masajes y tratamientos de spa Otros idiomas: Si No. Las cookies hacen que wikiHow sea un lugar mejor. Artículos relacionados.


Cómo dar un masaje en los pies

la jaula de sal

Generalmente, nos gusta la sensación de bienestar y de relajación en nuestro cuerpo. Es en este punto donde hablamos sobre qué podría resultar mejor para nuestras noches que un buen masaje. Seguramente, pensamos en los tradicionales masajes en la espalda. Así nos olvidamos de una parte muy importante y sensible de nuestro cuerpo: Y no sólo esto, tenemos jornadas extenuantes en las que debemos caminar de un lugar a otro.

Comodidad y ambiente perfectos para un masaje erótico en los pies

En las relaciones de pareja a la hora de tener relaciones sexuales muchas veces no se tienen en cuenta los preliminares u otras actividades que no sean la penetración. Si no eres muy atrevido un masaje erótico puede ser la mejor opción y, a pesar de lo que se piense, no se trata solo de la zona íntima. Los pies tienen muchas terminaciones asociadas con distintos puntos del cuerpo, por lo que masajearlos de la forma adecuada puede ser muy relajante y a la vez estimulante. Generalmente, nos gusta la sensación de bienestar y de relajación en nuestro cuerpo. Es en este punto donde hablamos sobre qué podría resultar mejor para nuestras noches que un buen masaje. Seguramente, pensamos en los tradicionales masajes en la espalda.Cómo dar un masaje en los pies. El masaje en los pies es una forma excelente de engreír a una persona especial y de ayudarle a relajarse tras un largo día. MASAJE DE PIES Y REFLEXOLOGIA. Todo lo que hay que saber para dar un masaje de pies. La reflexología y el reflejo en los pies del órganos principales.